Cómo si pudiera...

Cómo si pudiera... 

Cómo si pudiera
tomar su voz
del cántaro, del agua,
de su triste pasillo
para recordarla.
Cuanto la extraño.

Diálogo Personal

Diálogo Personal

-    Parece que sientes miedo.

-    Pues sí, si era tu objetivo. Sí, siento miedo.

-    Entonces no has aprendido nada.

-    Y que se puede aprender del miedo a la muerte, ¿A apreciar la vida?.

-    Pues del odio y la revancha no has aprendido nada. Terco, eres terco como una mula.

-    Y que tiene que ver la pobre mula con lo que paso. Esto nos incumbe sólo a los dos.

-    Exacto a la pobre mula no le interesa nada de esto. Pero "esto" no solo nos tiene a nosotros como protagonistas y antagónicos. 

-    Ja, no me hagas reír. Que quieres decir con eso, ahora resulta que la muerte piensa y siente. 

-    La verdad no es eso, pero debes aprender y entender. Por ahora tuviste suerte. 

-    Nunca imaginé que la muerte creyera en la suerte, ahora si que me vas a hacer reír. 

-    Deja el sarcasmo y los insultos sutiles y dime por una vez en serio, a qué le tienes miedo por que a mí no es. Qué tienes miedo a perder si te quito tu insignificante vida, por que eso estoy segura que te quedo muy claro que puedo hacerlo cuando me plazca. 

-    Me imagino que quieres que diga, la verdad lo sé. Pero el problema es que así lo entienda o lo piense, si no lo siento no es real y deja de tener significado, al menos para mí. Sería solo engañarme y mentir a los demás.

-    Claro como solo tú sientes, y a los que llamas tuyos que les parta un rayo.

-    No te permito que hables ni de mí ni de los míos, que entiendes tú de lo que siento o lo que sienten ellos, si te la llevaste, si la hiciste sufrir, si la mataste lentamente y de la manera más cruel nos tuviste como espectadores en tu teatro de dolor. Le quitaste todo, nos quitaste todo.

-    La verdad hasta de eso deberías haber aprendido algo pero tu dolor, tu irá, tu culpa, tu soledad y tu egoísmo, que si son reales, te tienen completamente ciego. Eres un desperdicio de vida definitivamente.

-    Por lo menos en algo concordamos.

-    No hay como contigo, qué decepción, realmente eres muy terco, estas encerrado en ti mismo y no distingues nada. O más bien si distingues y hasta se podría decir que lo aceptas, entonces cuál es tu problema.

-    Ya te lo dije no siento, nada me importa.

-    Te importa tanto todo que finges que nada te importa.

-    Tal vez, pero como sea aunque parezca capricho. Me quede vacío, con ella se fue una gran parte de mi vida que todo parece gris, sin sentido, un sueño, todo lo que ha pasado después de su partida parece irreal, estoy sedado al mundo. Te quedas sin pasiones sin sueños solo dolor ansiedad deseo de muerte de revancha odio a la vida, y cuando crees que parece que estás superando la partida parece que es inverosímil sentirte así, hasta que regresas y aterrizas y te quedas sin nada absolutamente nada, ni siquiera queda el dolor que tenías y era tan real. Todo parece una fantasía, la peor pesadilla, no sentir nada. Por eso te digo que si no lo siento, aunque lo entienda, dejo de ser real.

-    En eso tienes razón pareces un niño caprichoso que lo único que quiere jamás lo tendrá de vuelta. 

-    En eso también tienes razón lo único que quisiera es tenerla a ella aquí para abrazarla, sentir la fuerza de su perfume y su ser, verla reír, bailar, regañarme, escuchar su voz cuando cantaba, ver la tristeza de sus ojos. Solo la quiero a ella. Qué harías tú si te quito para siempre lo que más amas en el mundo. Acaso quien no se sentiría como yo.

-    Ese es tu problema te tienes pena y nadie te tiene pena, a nadie le interesa. Solo supéralo. 

-    Cuanto odio esa frase "sólo supéralo" o aquellas parecidas: "la vida continúa", "el tiempo lo cura todo". No tienen ni puta idea lo que es perder o sentir que lo perdiste todo. Recurren a la bendita estupidez de deseo por la vida casi instintivamente, y ni siquiera es así por que de eso tampoco tienen idea.Cuán triste para uno darse cuenta que estabas atado a una persona y sin saberlo, que cuando parte se lleva todo . Y lo único que quisieras, es saber que respira, que cierra y abre los ojos a esta puta realidad. Así no la veas nunca más. Algo que sabes nunca se cumplirá y aún así te seguirás atormentando. Putas frases clichés y triviales que explican exactamente eso "la puta banalidad". ¿Y acaso el dolor y sufrimiento de uno es profundo?. Los sabes también banales, ya no sabes si empeoras o mejoras, por lo menos antes tenías las lágrimas tan básico saber reír y llorar. Ahora todo es una confusión. Todo es un sinsentido. Y tú vienes ahora y te atreves a cuestionar, a querer entender, a querer enseñar cuando tú sola hija-viuda de la vida sabes coquetear y atraer las moscas confusas a tu telaraña. Y si uno te insulta te recrimina tu espectáculo quieres ir aleccionando a los pobres insectos que rondan tu trampa.

-    No, ya no digas nada, por ahora creo que hemos terminado.

-    Estoy de acuerdo hemos terminado.






Mayo 2015.

Grabado - Texto


"Todos temen un café frío en una avenida sin puertas sin árboles de tilo y con una mujer ebria gritando el nombre del hijo que no tuvo.



Quien no duerme feliz en la posición que vivirá muerto para siempre.

Quien no teme que las líneas de su mano amanezcan convertidas en una araña viva."


Texto de un grabado de
Enrique Estuardo

Visto en una exposición en el Centro Cultural Metropolitano

Quito - Ecuador

Hembra - Virginia Vega (Caligrama)

Hembra (Caligrama)


Mientras la hembra camina exponiéndose entera 
muchos ojos que se acercan, muchas bocas 
intentan la amistad 
son ojos y bocas de hombres
hombres codiciosos de una cadera, de una rodilla.
El yo fantasioso, el ego cuadrúpedo
la melena erótica se autocalifica en cada vitrina 
se mueven más las partes redondas 
se aprietan, los ejes caminantes se suavizan 
los ejes abrazantes se sueltan. 
Todo es un trastorno anatómico 
la imaginación intelectualizada 
la indiferencia con disfraz se rebela 
en actitudes y modales de digna cortesía 
y se ríe la risa para adentro 
cuando se ofrecen en su mejor pose 
con el más plano desplante 
y se ríe más cuando acercan la boca 
como una grieta angelical y obscena. 
Mientras la hembra pasa por la calle como una rutina 
un trabajo o un paseo 
es un adorno que los hombres quieren colgar de su brazo 
quieren cuidar un tiempo, participar activamente 
en el huerto bien cuidado que mantiene.
Ella entonces se cree y es lo que quiere
se despliega como un águila 
resplandece como un cardenal 
crece como una nube
se sube al podio y dirige los deseos.

Virginia Vega


Mi versión no tan buena en pdf  y docx.

Y partió...

Y partió...

Y partió, salió hacia las selvas
dejando atrás estelas
buscando refugio
para la parte más pequeña de ella
en el seno de un río y de la abuela.
Largo viaje para sus doncellas
hacia la fiesta, los bufeos,
las danzas y la algarabía.
Fuera de la ley de la ciudad hambrienta.
Regocijante descanso.

Y ella regresará o
sucumbirá también a la fiesta,
la lluvia y su selva,
el misterio y sus leyendas.
La seducción de un bufeo
entre sus piernas.
Danzará bajo truenos
en la asfixia del calor
de un caimán encima de ella.

¿Regresará a mí
y nuestra noche?.
¿Será de nuevo mía
y de nuestra danza?
¿Nos cobijará de nuevo la oscuridad
y nuestra luz en el placer?
¿Siempre bajo techos encandilados
de piedra y cemento
nuestros gozos?
Si es así no,
no regreses mi perla.

En arrebato del mejor goce
yo partiré también a la selva.
Haremos el amor bajo las copas supremas.
Buscaré la perla de tus senos
entre tus piernas,
buceando tu río.
El delfín y el Caimán
sucumbirán de envidia
cuando sobre la piedra
te haga una vez más solo mía.

Tendremos nuestra propia fiesta.
Haremos nuestros mitos y leyendas.
La dama, la sirena del río
traída desde la ciudad de piedra.
El deslucido-loco-vagabundo
buscando su concha y su perla.
El bosque-selva-húmedo que los acogió
y brindó sus ojos de centella.
Para hacer el amor sobre musgos
encima de copas arbóreas
debajo de ríos enardecidos
a la vista de la ternura de la naturaleza.

***

Transmutando
el bufeo y su doncella,
el caimán y su presa,
la piraña, sus dientes y la carne devorada.
Transmuta a mi piel y traza tu placer,
seré los collares colgando entre tus senos,
la boa sujetando y entallando tu desnuda cintura,
cruzada, para ti, entre tus piernas,
abrazando tu talle hasta los brazos,
en tus dulces manos que sujetan la lanza
para perforar tu deleite.
Transmuta la boca que muerde la fruta jugosa
y desgarra su pulpa,
el néctar y la miel de sus flores
que cae entre tu cuello
desliza tu cuerpo,
solo busca la finura de tu vulva
para descansar una vida dentro de ella.






Lunes 01 de febrero, 2016.

Diciembre negro en todas partes

Diciembre negro en todas partes

Quiero decirte cómo es que hoy corre la vida,
cómo el humano hoy sólo es una mercancía.

Sólo una máquina ocupada para producir,
bien programada, consumiendo hasta morir.

Quiero que hoy veas cómo avanzan los problemas,
cómo es que empeora todo lo que nos rodea,
la indiferencia, que todo te de lo mismo,
tu vida es motivada sólo por el consumismo.

Quiero que veas como el mundo está podrido
y si no haces nada también te pudres mi amigx.
El cambio es uno mismx, y aunque es complicado,
mejor caer luchando, que vivir escalvisadx.

Hoy se acabo todo el temor de antaño,
todo ese miedo lxs que han echo tanto daño.

Hoy me empuño el coraje de los míos,
hoy doy la cara por los que son combativos.



Lo digo y sigo por todxs los valientes,
que dan la guerra al estado y sus sirvientes,
que hoy día se atreven a enfrentar al enemigo,
formas diversas pero siempre decididxs.

Se acabo el temor, se acabaron los pretextos,
resiste y lucha, ahora el combate es directo.

Pues ahora el miedo es dominado por nosotrxs,
no importa el número, aquí pocxs pero locxs.

Vence el temor que tienes a la autoridad,
pa' combatirla y alcanzar la libertad.

Ve sin piedad contra cualquier uniformado,
armado hermanx solamente con tus manos.

Porque aquí el destino se forja con los puños,
encapuchado sin dar tregua a este mundo

la guerra es permanente, el conflicto somos todxs,
para cambiar la realidad ¿quién si no nosotrxs?

PRESXS EN GUERRA A LA KALLE
FUEGO A LA KÁRCEL
Y SUS LAKALLOS MISERABLES

con la memoria negra de nuestros muertos
a acompañar nuestros pasos rebeldes

En la pared de una peluquería

Soy la Anarquía

Soy la Anarquía


Nací de la primera revuelta insumisa,
Inquieta, desgreñada.
Me construí a mi misma desnuda, bella, irreverente.
Desde mis huesos inermes partió la primera blasfemia
hacia el creador...

Me negué a ser sometida, dirigida, apadrinada.
Me transformé en apóstata, fui acusada de irreligión.
Fui condenada, pero mi alas eran de Fénix, y en raudo
abandoné las hogueras y atravesé los océanos.

Vi yugos por dondequiera, calambres y hambre,
parlamentos y lamentos, aprendí la desesperación.
Cavé con las uñas una trinchera de sueños y me 
embriagué con esa pandilla de niños locos, 
poetas náufragos allá en
España del treinta y seis...

Miré a la izquierda, miré a la derecha y vi
rostros sucios ocultos tras
limpios uniformes vertiendo la sangre de los pueblos
en nombre de la justicia,
la dialéctica y otras empalagosas quintaesencias.

Y tomé la rabia y la afilé
y lancé truenos contra los tronos,
enemiga de los gobiernos,
enemiga de las patrias,
enemiga del dolor.

Abrazo al mundo vivo y no ruego,
amo y resisto sus tiranías.
Soy la Anarquía!!!

Komuna Ácrata Kombativa Antifascista

Tomado de: 

Chasqui Anarquista Número 1
Quito 1 de mayo 2008, pag 11.
Subir a Inicio